Levantamientos topográficos urbanos

Levantamientos topográficos urbanos

Los levantamientos topográficos urbanos son aquellos estudios que tienen como misión representar un determinado terreno desde el punto de vista de la topografía. Para llevarlos a cabo, previamente hay que recopilar todos los datos que pudieran ser de interés, los cuales quedarán plasmados en el correspondiente mapa o plano. Esta representación ha de especificar las principales peculiaridades del terreno, tales como el relieve o las alturas de determinadas zonas.

Principales usos de los levantamientos topográficos urbanos

Cuando se va a proceder a la construcción o urbanización de una determinada zona, una de las acciones necesarias es el estudio del terreno desde el punto de vista topográfico. Este estudio es imprescindible para poder llevar a cabo otras acciones necesarias como, por ejemplo, los deslindes o los amojonamientos. El conocimiento con exactitud de los límites de las parcelas y terrenos es totalmente indispensable para llevar a cabo la equidistribución de beneficios y cargas, que se determina siempre que hay un proceso de urbanización.

Estos estudios también se utilizan para determinar con exactitud las superficies pertenecientes a un determinado municipio. También suelen realizarse para conocer la extensión exacta de una vivienda o de un edificio en concreto. Suelen ser solicitados por arquitectos o empresas inmobiliarias.

Este tipo de trabajos es necesario en procedimientos de expropiaciones para determinar con precisión los terrenos que pueden ser expropiados. Asimismo, estos estudios son realizados para el uso catastral de fincas y edificaciones.

Fases de un levantamiento topográfico

Un levantamiento topográfico es un estudio que consta de varias fases en su elaboración. La primera de ellas la constituye el anteproyecto del levantamiento. En esta primera etapa se planifican todos los pasos para conseguir la representación gráfica del terreno con la máxima certeza.

Posteriormente, se pasará a una fase de recopilación de datos. En esta segunda etapa se recopilará toda la información necesaria, tanto la conseguida por los propios topógrafos en el trabajo sobre el terreno como la que faciliten terceras personas, como empresas o propietarios de terrenos. En esta etapa es importante el uso de cartografía oficial que exista.

Para realizar el estudio, es necesario determinar el sistema de referencia geodésico, que es un recurso que permite la asignación de coordenadas. Hay muchos sistemas de referencia, entre los que podemos citar ED50, WGS84 o SIRGAS, entre otros. En función de la complicación del trabajo hay que elegir los equipos correctos. Por último, una vez concluido el trabajo hay que llevar a cabo una evaluación de errores y comprobar que estos están dentro de los límites tolerados.

En definitiva, los levantamientos topográficos urbanos son unos trabajos fundamentales en procesos de urbanización o de inscripción en el catastro de parcelas o edificios. También son indispensables en algunos litigios judiciales y en procedimientos de expropiación.