MEDIACIÓN

POR CONFLICTOS ENTRE VECINOS, PRUEBE LA MEDIACIÓN

¿Qué es la mediación?

La mediación es un proceso voluntario y confidencial de negociación asistida, no judicial, que busca como finalidad la resolución de un conflicto. En el mencionado proceso intervienen dos partes colindantes y el mediador, que los guiará de manera neutral durante todo el proceso porque lleguen por ellas mismas a un solución.
La negociación asistida en el proceso de mediación se compone de diferentes fases donde se analiza el problema intentando encontrar intereses y necesidades de las partes que pueden ser la base del conflicto. Este análisis será conducido por el mediador pero en todo momento su los propios implicados en el caso los que van evolucionando en la visión del conflicto.
En caso de que la mediación llegue a su final con un acuerdo entre las partes, este es ejecutable, se a decir, si alguna de las partes no lo cumple se puede pasar a la vía judicial por incumplimiento del acuerdo.
También nos podemos encontrar que no se llegue a una solución del conflicto, o que las soluciones o acuerdo sean parciales, en este caso se puede optar para iniciar un proceso judicial tradicional.
Como conclusión, la mediación es un vía alternativa a la judicial o el arbitraje, donde las partes implicadas extraen sus propias soluciones y alternativas, asistidos por el mediador que tiene que ser en todo momento neutral e imparcial, y llegando a mejorar la relación entre las partes que en gran parte del casos tienen que seguir vinculados, como en el caso de problemas de vecindad.


La mediació en comparació a la resolució de conflictes via judicial

El una mediació son les parts qui arriben a trobar la solució al seu conflicte, el mediador nomes els assisteix guiant-los per apropar posicions i punts de vista, mentre que en un procés judicial, serà el jutge el que determini quina és la solució o qui té la raó, mitjançant la sentència, sempre hi ha una part que guanya i una que perd. En la mediació s’intenta que guanyin els dos o que perdin els dos, es mira de trobar un acord equilibrat, i el mes important és que el construeixen les pròpies parts.

La mediació: un via alternativa a la resolució de conflictes.

El procés de mediació per resolució de conflictes, com a via alternativa a les mes conegudes o utilitzades, vies judicial o arbitratge, té nombrosos avantatges:

1- Econòmic: poder lo más importante en el tiempo que vivimos actualmente. Un proceso judicial puede llegar a ser muy costoso, partiendo de los honorarios del abogado y procurador desde que inicia una demanda hasta que se realiza la vista, pasando por peritos de parte o expertos que puedan aportar pruebas, y se pueden sumar las costas en caso de perder el caso. En la mediación se han de abonar los honorarios del mediador, que pueden ser un tercio de los del abogado, en algunos casos se pedirá un peritaje si las partes lo consideran necesario, y las minutas de abogado y notario por dar forma jurídica al acuerdo y elevarlo a público, honorarios y minutas todo ello sustancialmente más económicas que un proceso judicial.

2- Tiempo: Un proceso de mediación tiene una duración determinada en el tiempo, desde el principio se establece una agenda en la que todo el proceso no pasa de 5-8 sesiones dependiente de la magnitud del conflicto, sesiones que se llevarán a cabo en un máximo de dos meses.

3- Negociación asistida: El mediador, a diferencia del juez o árbitro, asiste guiando a las partes, ayudándolo a iniciar o mejorar la comunicación entre ellos, haciendo que el proceso sea el mes agradable y sin desgaste posible.

4- Acuerdo propio: El éxito de la mediación radica en que el acuerdo lo van configurando las mismas partes interesadas al resolver el conflicto, esto hace que el acuerdo final se lo sientan suyo y facilita el cumplimiento.

5- Mejora de relaciones: En mucho casos las partes tienen que seguir su relación, por lo tanto es mucho mes recomendable un proceso “amigable” que un proceso que confronta y distancia.

6- Confidencialidad: Un principio de la mediación es la confidencialidad, el mediador no puede desvelar el contenido del conflicto y la negociación asistida que se está llevando a cabo.

7- Discreción: El propio carácter confidencial del proceso hace que se convierta en discreto, puesto que en ningún momento se puede hacer público el contenido de la mediación, haciendo que las partes estén netas ante la justicia. En algunos casos puede interesar no haber tenido ningún litigio con la justicia.