El láser escáner en la arquitectura

Láser escáner en la arquitectura

El láser escáner en la arquitectura ha aportado numerosos beneficios a este sector, sobre todo en lo que se refiere a la recogida de datos y a la correcta elaboración de los proyectos. Aunque esta herramienta se ha empleado principalmente en la topografía, tiene un enorme potencial para que pueda utilizarse en otros terrenos, como, por ejemplo, la arquitectura.

Ventajas de la aplicación del láser escáner en la arquitectura

La aplicación del láser escáner en la arquitectura no solo ha mejorado la confección de planos y proyectos. Las obras de reformas y rehabilitación, tanto en interiores como en los exteriores de los edificios, se van a ejecutar con mayor precisión gracias a la exactitud de las mediciones.

Al usar esta herramienta en la arquitectura, estamos reduciendo de forma considerable la probabilidad de que existan fallos en la planificación, puesto que estos posibles errores se localizan rápidamente y se pueden subsanar antes de que comience la construcción.

Gracias a esta detección previa, conseguimos una mayor seguridad a la hora de ejecutar las obras, además de ahorrar costes que pudieran derivarse de fallos en el proyecto. Por otro lado, nos va a permitir reducir tiempo en el desarrollo de los trabajos (sobre todo en la parte de planificación) gracias al escaneo completo del edificio.

El láser escáner permite confrontar los planos tradicionales con la situación real del edificio. También podemos configurar una extensa documentación del inmueble, tanto respecto a su exterior como a su interior.

Un enorme potencial para la arquitectura

El empleo del láser escáner en la arquitectura se ha centrado tradicionalmente en obras de restauración o construcción de edificios, pero, en realidad, puede utilizarse en otros campos dentro de la arquitectura, como, por ejemplo, en la conservación de nuestro patrimonio cultural. En este sentido, el escaneado láser permite corroborar la incidencia que el clima y el paso del tiempo han tenido sobre un edificio en concreto, algo fundamental para acometer las obras de conservación de manera adecuada.

También la obra civil se puede beneficiar de los avances de esta herramienta. El láser escáner puede conocer con certeza las características del terreno sobre el que se va a construir, un factor que es básico en obras como las redes ferroviarias.

Por último, este instrumento puede ayudar a la actividad arquitectónica gracias al conocimiento del entorno natural. En este caso, es posible llevar a cabo diversos análisis sobre la erosión del suelo o movimientos de laderas. No debemos olvidar que, en la actualidad, prácticamente cualquier proyecto arquitectónico ha de incorporar un estudio de impacto ambiental.

Por tanto, es indiscutible que el láser escáner en la arquitectura resulta tremendamente provechoso, puesto que ahorra costes, incrementa la precisión en los planos y evita errores relacionados con la ejecución de los trabajos.